Seguimos cerrando las puertas

20121206-063700.jpg

Hoy por la mañana tuve la suerte de leer una vez más la Columna de Álvaro Cueva que plantea un tema que hace tiempo tuve la oportunidad de compartir con ustedes a través de este medio donde hablaba sobre lo abandonado que está el talento mexicano, por ello les comparto está interesante información:

CARACOL EN MÉXICO

Perdóneme si hoy me meto en asuntos menos de la pantalla y más corporativos pero acaba de ocurrir algo impresionante: Televisa-Univisión firmó una alianza estratégica con la televisora colombiana Caracol.

¿Y? ¿Qué tiene esto de impresionante? Muchas cosas. Para empezar, que Televisa ya tenía un papel firmado con RCN (noviembre 27, 2012), la otra gran corporación de medios de Colombia.

¿Qué significa esto? Que prácticamente la única empresa autorizada para importar lo mejor de los contenidos colombianos, transmitirlos y adaptarlos a nuestro país va a ser Televisa.

Si Azteca quiere comprar algo, lo que sea, no va a poder. Si Cadenatres aspira a volver a producir con aquella gente, pues ni modo.

Y ni hablemos de las cadenas que el Presidente concesione en los próximos años. Solo se van a poder mover a través de Fox Telecolombia o de algunas otras pequeñas compañías.

Esto es tremendo, habla muy bien de la visión de Televisa y pone en aprietos al resto de la televisión mexicana.

Para nadie es un secreto que Colombia es la máxima productora de contenidos de América Latina.

Sus series y telenovelas son exquisitas y aunque Brasil no canta mal las rancheras, nadie como los colombianos para ponernos a reír, a llorar, a pensar y a suspirar con sus grandes éxitos.

Somos 100 por ciento compatibles con ellos, los queremos y los admiramos.

Televisa se acaba de garantizar el más creativo de los futuros, se acaba de blindar en contra de la competencia que tiene y que pudiera llegar a tener, y en sus pantallas van a pasar grandes cosas. De mí se acordará.

Sí, yo sé que Colombia tampoco es perfecta y que si uno le rasca puede encontrar basura tan nociva como la que generamos en México, pero al menos a la hora de hablar de productos estelares encontramos títulos mucho más dignos que los nuestros.

Las preguntas son: ¿Qué va a hacer la competencia de Televisa para reaccionar? ¿En dónde se van a surtir de historias si naciones que antes generaban fabulosos contenidos como Argentina, o ya las tiene el consorcio de Emilio Azcárraga o andan de capa caída?

¿Volveremos en algún momento a la producción de originales? ¿Con qué experiencia si ya perdimos toda noción de lo que esto significa? ¿Con qué experiencia si nos la hemos pasado adaptando historias de otros lados y otras épocas?

¡Felicidades, Caracol! ¡Felicidades, Televisa! Eso se llama saber hacer las cosas. ¿A poco no?

– Al leer esta columna no pude contenerme y responder al autor lo mismo que por este medio les comparto:

Lo ideal es que se volviera a creer en el talento mexicano, hay muchos jóvenes y no tan jóvenes que le pueden competir al tu por tu a cualquier producción, simplemente denles la oportunidad, Televisa y Tv Azteca no sólo compran refritos para tener una fórmula garantizada, le dicen NO al talento mexicano.
Si Colombia es el número 1 en la producción de contenidos, es porque los hemos dejado, México en su momento lo fue, al momento que dejó de creer en el talento nacional, se volvió dependiente. Esa es la realidad.

¿Ustedes qué opinan?

Lee el artículo completo publicado por Álvaro Cueva en este Link http://www.milenio.com/cdb/doc/impreso/9166423

Lee mi artículo sobre talento mexicano en este Link
http://mimfo.wordpress.com/2010/01/19/z-2/

Contáctame en Mimfo Comunicación blog@mimfo.com